X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Home
RACVN Real Automóvil Club Vasco Navarro
replicas de relojes tag heuer comprar replicas de relojes
Hazte socio Descarga tu hoja de Rescate

Volver

06/05/2019Los coches eléctricos emiten más CO2 que los diésel

Los coches eléctricos no son la panacea contra la contaminación y el cambio climático, según el último y contundente estudio publicado en Alemania, en el que se afirma que este tipo de vehículos emiten más CO2 que los diésel.

¿Son los coches eléctricos puros auténticos vehículos de “cero emisiones” de CO2? Tradicionalmente y de forma errónea, a este tipo de automóviles siempre les ha acompañado esa coletilla de “cero emisiones” sin tener en cuenta todo el CO2 emitido en la fabricación de sus baterías y en la propia producción del vehículo, además de no tener en cuenta el origen de la energía eléctrica que usan para impulsarse. Pues bien, el último informe al respecto sobre el impacto de los automóviles en la contaminación y en el cambio climático vuelve a poner en duda la supuesta naturaleza 100% ecológica de los vehículos eléctricos.

El estudio al que nos remitimos ha sido presentado por el Instituto Ifo de Múnich en Alemania. Según este estudio, teniendo en cuenta la combinación actual de energía de Alemania y la cantidad de energía utilizada en la producción de baterías, las emisiones de CO2 de los vehículos con batería eléctrica son, en el mejor de los casos, un poco más altas que las de un motor diésel. Los investigadores han realizado sus estudios con ejemplos concretos de un automóvil eléctrico moderno comparándolos con un vehículo diésel de nueva generación. Los datos son bastante reveladores: los vehículos eléctricos emiten entre un 11 y un 28 por ciento más de CO2 que los automóviles con motor de combustión diésel.

Además de las emisiones de CO2 de la producción de baterías, también analizaron fuentes alternativas de energía para la electricidad con el objetivo de calcular el impacto que tienen los vehículos eléctricos en las emisiones de CO2. Muestran que incluso con la tecnología actual, las emisiones totales de un motor de combustión impulsado por gas natural son casi un tercio más bajas que las de un motor diésel.

El litio, el cobalto y el manganeso, principales componentes de las baterías, consumen una gran cantidad de energía. Según este último estudio alemán, una batería del coche eléctrico Tesla Model 3 puede generar entre 11 y 15 toneladas de CO2 desde que se fabrica y a lo largo de su vida útil (en torno a 10 años de utilización y un recorrido de unos 15.000 km al año). A estos datos hay que añadir que para medir realmente la cantidad de CO2 emitido a la atmósfera es preciso analizar el CO2 emitido para producir la fuente de energía original que proporciona la electricidad que usa este tipo de automóviles. Trasladándolo al caso del Tesla Model 3, este vehículo eléctrico emitiría en total entre 156 y 180 g/km de CO2, mucho más que un vehículo diésel de nueva generación de similar tamaño.

Las conclusiones extraídas del estudio publicado por el Instituto Ifo de Múnich vienen a corroborar que los vehículos eléctricos sí tienen un impacto medioambiental.

FUENTE: Instituto Ifo.

Volver


replicas de relojes rolex donde comprar replicas de relojes